CÓMO estar al día de los próximos cómos

Cómo dar sentido a tu dieta

Miriam Tara / 180 asistentes
Miriam Tara

 

“Cuando tomas la soledad como aliada, te sientes a salvo”

 

Contenido de la charla

Vivimos la gordura como una pandemia, en un mundo, en el que todo se hace comiendo. Celebrar, salir, engullir problemas, decidir, aburrirse… en todo.

Miriam Tara nos vino a contar su historia. Con solo 18 años tocó fondo y puso blanco sobre negro sobre lo que no quería. Ser la gorda del grupo, no comprarse ropa, no mirarse al espejo, no ir a la playa, no salir, esconderse… Tantas cosas que le empujaron a ser alguien que no era ella. (¡¡¡¡Cuántos nos vimos reflejados!!!!)

Con ayuda de su familia, emprendió un camino de no retorno, que le llevó a fundar su propia empresa, “KilosOut”  Un lugar donde ayuda a gente que como ella, tiene los kilos por castigo, y que con ellos, no es capaz de ser feliz.

1.- Reconócete delante del espejo. Y mira a esa persona que te muestra. No eres tú. Tienes que llegar a sacar, a esa personita que está gritando por salir.

2.- Pide ayuda. Los SOS, no solo pueden sonar en tu interior. Necesitas de toda la ayuda de los tuyos. Sin ellos, no podrás seguir el camino.

3.- Toca fondo. Cuando ya  has llegado a lo más hondo… es cuando debes tomar impulso para volver a salir. Esta vez renovada y con fuerzas, para no volver a caer.

4.- Aprende a decir No. Los límites son fundamentales. Saber esperar, y perseverar.

5.- Disfruta de tu nueva tú. Nunca te olvides de lo bien que te sientes, si has llegado a la meta. Es un lugar al que recurrir, y volver. Siempre.

6.- Sueña en grande. No te conformes con quedarte a mitad. Solo es una vida la que vas a vivir, y este cuerpo es de tu entera responsabilidad. Cuídalo, te lo mereces.

Y por supuesto, esto de adelgazar es un trabajo. El de todos los días. Aprenderás lo creativo que puede llegar a ser. Volver a los rituales de darse crema, de cuidarse, de poner bonita la mesa, cocinar creativo, y decir no, son señales de que te estás cuidando.

Cuando llegas a la meta de cualquier dieta, entiendes cuál es el sentido. No se puede explicar con palabras. ES un sentimiento, de que has llegado por fin a casa. A un lugar bañado de luz del sol, donde ya no hay que esconderse de nada ni de nadie. Por fin, has llegado a ti.

 

FOTOS DE LA CHARLA: